Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

Skip Navigation LinksLaboratorios de Danza en Barranquilla del Ministerio de Cultura

Barrio Abajo respira carnaval: remembranzas de una tradición popular de La Arenosa

Hombre sostiene bandera con el mensaje Comparsa de Tradición Popular, Barrio Abajo es Carnaval
 
 
Compartir en:

 ● El Laboratorio de Investigación Creación Barrio Abajo del Río es un proyecto que estamos desarrollando con el propósito de que la academia y la comunidad se acerquen y hagan parte del mismo.

  • Los Laboratorios de Investigación Creación de la Danza del Ministerio de Cultura llegaron a la ciudad de Barranquilla con el objetivo de promover alianzas e interacciones dinámicas entre instituciones culturales, académicas, artísticas y administrativas de distintas zonas de la Puerta de Oro. 
  • En las Áreas de Desarrollo Naranja -ADN de La Ceja (Antioquia), La Licorera (Cali), Pescaito (Santa Marta), Casa Cultural del Sur (Ibagué) y Usme y Sumapaz (Bogotá) se adeñantan los Laboratorios de Investigación Creación de la Danza.
  • Los Laboratorios promueven y coordinan acciones creativas, integrando agentes culturales, académicos, emprendedores y entidades territoriales para reflexionar y desarrollar estrategias que ayuden en la reactivación del sector cultural y artístico del país. 

Bogotá, 06 de octubre de 2021. En el Atlántico, la cumbia no se baila igual, ni en Soledad, ni el Banco, Magdalena, ni en Barranquilla. Pero lo que sí es cierto es que todos estos territorios la comparten como una de las tradiciones máximas de su identidad, que ha recorrido las venas de sus habitantes durante décadas y cuyo legado sus habitantes intentan preservar a toda costa.

En medio de carimañolas, arepas de huevo, jugo de corozo y una sensación térmica de 35 grados centígrados, los sonidos de la cumbia han recorrido los recovecos de Barrio Abajo, uno de los barrios más tradicionales de Barranquilla, cuna de la fiesta más importante del Caribe: El Carnaval de Barranquilla.

Ha sido en sus calles y no en escenarios dedicados a la música y las artes escénicas donde los barriobajeros, como sus habitantes se autodenominan, han disfrutado de la cumbia. La calle 50 con carrera 52 es un ejemplo de ello. Una esquina donde desde hace 22 años se hacen las conocidas ruedas de cumbia y cuyo suelo ha sido pisado por artistas como Cuco Valoy y Piero. 

Teniendo a cuestas esta tradición cumbiambera y siendo Barrio Abajo un lugar tan importante para el Carnaval y para la tradición de su ciudad, el Ministerio de Cultura en alianza con la Secretaría de Cultura de Barranquilla y la Universidad del Atlántico identificó este barrio como una de las economías creativas más importantes del país, por lo que decidió hacerlos parte de los Laboratorios de Investigación Creación de la Danza que se están llevando a cabo durante la segunda mitad de este año. El propósito de la iniciativa es atender la vocación, tradición, rasgos culturales y emprendimientos de las diferentes regiones y territorios colombianos, incentivando procesos de creación desde el apoyo y acompañamiento de grupos, semilleros o centros de investigación asociados a la danza.

“El Laboratorio de Investigación Creación Barrio Abajo del Río es un proyecto que estamos desarrollando con el propósito de que la academia y la comunidad se acerquen y hagan parte del mismo, ya que creemos que desde la academia tenemos mucho que aportar para los que trabajan en las comunidades, y que las comunidades se sientan vistas por la academia. Siento que podemos establecer unas buenas relaciones e intercambiar herramientas, para fortalecer el trabajo de la comunidad y nuestro quehacer”, manifestó Juan David González, decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico.

Este año, el Laboratorio ha logrado congregar a varios artistas que durante años se han dedicado a la danza y que han vivido en Barrio Abajo desde siempre. Este es el caso de Mauro Núñez, reconocido por todos los participantes del Laboratorio como uno de los más conocedores del barrio y sus tradiciones. Ha sido gestor cultural de su comunidad, hizo parte del reconocido ballet de Gloria Peña, ha sido coreógrafo de un sinnúmero de comparsas en el Carnaval de Barranquilla y actualmente sigue trabajando por la danza en Barrio Abajo.

“Me parece maravilloso este Laboratorio. Después de haber tenido todas esas experiencias en el Carnaval de Barranquilla, creo que es una oportunidad para que nosotros podamos entregar todas nuestras vivencias, todas nuestras experiencias, nuestros conocimientos sobre Barrio Abajo en su parte dancística, ancestral y cultural”, explicó Núñez.

Sin lugar a dudas, Barrio Abajo ha sido cuna de toda clase de manifestaciones artísticas que se han hecho con y para la comunidad, en una relación horizontal y de amor por su territorio. Y es justamente a través de ese arraigo como se está llevando a cabo el Laboratorio, teniendo en cuenta que allí, en Barrio Abajo, el enfoque de la iniciativa del Ministerio de Cultura es totalmente comunitario. 

“La iniciativa que tenemos con este Laboratorio parte un poco de reconocer la danza como un epicentro cultural y comunitario que Barrio Abajo viene conservando desde hace muchos años, y que se vuelve motivo de fiesta y de encuentro. Y de cómo podemos ver eso como un fenómeno artístico y también como un fenómeno para salvaguardar y ver cómo viajan y se transforman las tradiciones. No podemos entender la danza desde una única perspectiva, pues esta está atada a todo un ecosistema cultural”, explicó Ana Milena Navarro, docente del módulo de los Laboratorios. 

Además del fenómeno artístico que representa la danza y la música en esta parte de Barranquilla, los Laboratorios han servido como una manera de apropiarse aún más del barrio y de recordar todos los momentos familiares y carnavalescos que durante años han tenido lugar en sus calles. Así, las remembranzas en Barrio Abajo perduran y se heredan de generación en generación.

“Yo he estado inmersa en Barrio Abajo desde muy niña, porque mi padre es navegante y aquí cerca queda el río Magdalena, donde él atracaba su barco. A la salida, nosotros lo recogíamos y visitábamos a nuestros amigos. La experiencia de estos Laboratorios es que me han hecho recordar, vivenciar nuevamente esos momentos de mi infancia y mi juventud”, explicó vehementemente Maritza Better, gestora cultural y bailarina.

Durante las primeras etapas del Laboratorio, se llevó a cabo un reconocimiento artístico de Barrio Abajo, en el que se escogieron artistas representativos de la zona para incluirlos en el desarrollo de los Laboratorios. Vestidos de marimondas, el reconocido disfraz que representa el espíritu fiestero del hombre barranquillero, estos artistas lo dejan todo en cada una de las clases, en las que reconocen a otros artistas del barrio, su propio cuerpo y hasta su movimiento. 

La cultura de Barrio Abajo es una cultura atravesada por muchas identidades y orígenes, como por ejemplo el palenquero, cuyos nativos migraron hacia Barranquilla y se asentaron en el barrio, influenciando su cultura culinaria, artística, musical, entre otras. Así lo comprueba Rosa Herrera, de origen palenquero, nacida y criada en Barrio Abajo. “Ha sido una experiencia muy bonita, porque empezamos a ver y a reconocer nuestra cultura aquí. Es uno de los barrios que han sido asentamiento afro, porque los palenqueros llegaron a Barranquilla vía marítima y luego se extendieron a otros barrios. Le agradecemos a la Universidad del Atlántico y al Ministerio de Cultura por este proyecto hermoso”, aseveró Herrera, participante de los Laboratorios. 

Por las calles de Barrio Abajo, que además no son reconocidas por nomenclatura sino por nombres como ‘La Calle Limón’, ‘Líbano’, ‘Topacio’, entre otras, se ha gestado y vivido el Carnaval. Pero además, allí se han tejido historias de artistas que han dedicado toda su vida a la música y la danza, y que han luchado día a día por evitar que tradiciones como las cumbiambas, las eternas charlas en el ‘bordillo’, como se refieren al muro de enfrente de la casa, se pierdan o que se pierda algo aún más importante para ellos, como es seguir respirando un ambiente de familiaridad, vecindad, carnaval y movimiento; mucho movimiento que sólo se vive en el famoso Barrio Abajo, de Barranquilla. 
Cerrar X
Compartir con un Amigo

Ministerio de Cultura

Calle 9 No. 8 31
Bogotá D.C., Colombia
Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Unidad de Correspondencia: Lunes a viernes 8:00 am a 3:00 pm
Casa Abadía Calle 8 No. 8 A-31 Bogotá D.C.
Radicación Virtual: [email protected]

Contacto

Correo electrónico: [email protected]

Teléfono: (601) 3424100
Fax: (601) 3816353 ext. 1183
Línea gratuita: 018000 938081