Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

Skip Navigation Links2009-08-04_38752
2009-08-04
Turismo Cultural

Ruta Libertadora entra en su segunda semana de recorrido

/SiteAssets/imagenes/Turismo/rliberta_thb2.jpg
 
Compartir en:
  • Clasificación no admitida

 
La Ruta que sigue los pasos de Bolívar pasará esta semana por municipios boyacenses como Socha, Tasco, Betéitiva, Tutazá y Corrales, hasta llegar a Belén, Cerinza y Santa Rosa de Viterbo. El recorrido finalizará el 7 de agosto en el Puente de Boyacá.

Julio 29 de 2009. Al igual que sucedió hace 199 años, cuando la tropa del Libertador Simón Bolívar entró al municipio de Socha después de haber atravesado el páramo de Pisba, la población acogió a la caravana de la Ruta Libertadora, que decidió descansar en este pueblo del nororiente boyacense. El 6 de julio de 1819 los habitantes de Socha, conocida como ‘Nodriza de la Libertad’, se despojaron de sus prendas para dárselas a los miembros de la Campaña Libertadora.


En Socha, un municipio que cuenta con dotación del Plan de Lectura y Bibliotecas y con una escuela de música consolidada, caballistas, caminantes y Vigías del patrimonio hicieron un alto en el camino. La ruta continuará mañana por el que fuera hace dos siglos el caserío de Tasco, donde Bolívar reagrupó a su compañía de combatientes y honró al coronel Antonio Arredondo, herido en batalla. En este municipio, Bolívar recibió 500 caballos del general José Antonio Valderrama y luego, sobre el puente del río Gámeza, se libró una dura y compleja batalla entre patriotas y realistas.


La semana que viene


La Ruta proseguirá por Betéitiva, donde después de los triunfos patriotas en Gámeza, Tópaga y Corrales, la tropa de Bolívar pernoctó en el lugar. Posteriormente pasará por Tutazá, donde el Libertador entró en búsqueda de víveres; por Gámeza, donde se celebró un duro enfrentamiento entre los ejércitos Español y Patriota, que ganó la causa independentista; por el municipio de Corrales, donde se llevaron a cabo tres combates entre el 6 y el 10 de julio de 1819; y por Belén, donde reposó Bolívar con su tropa y pidió el cuidado de sus caballos, al igual que en Cerinza.

De ahí en adelante la Ruta proseguirá, pasando por Duitama, el Pantano de Vargas y Tunja, entre otras, para rematar el 7 de agosto en el Puente de Boyacá, donde se llevó a cabo en esa fecha la batalla decisiva que nos dio la Independencia.


La jornada de ayer


Mientras tanto, el duro paso por el Páramo de Pisba ya empezó a mostrar consecuencias. Nueve caballos fueron devueltos en la tarde de ayer puesto que presentaban laceraciones en sus patas, afirmó el Subteniente Edwin Sanabria, médico veterinario de la Policía Nacional de Colombia y quien estaba al cuidado de esos nobles corceles. Son heridas menores que con unos días de reposo y cuidados serán sanadas completamente.

Los miembros de la Ruta aparecieron sobre el paisaje que da la bienvenida al caserío de Quebradas, localizado en el  municipio de Socha (Boyacá), en horas de la mañana. Lucían bastante cansados. Por ello, permanecerán allí hasta el jueves, cuando proseguirán con su itinerario esta vez rumbo a Tasco.


Mientras toman un merecido descanso, los hombres, junto con  miembros de la población civil que se han ido sumando a la ruta, visitantes y residentes del municipio, disfrutarán de una amplia y diversa propuesta cultural que va desde la música, representada en los integrantes de la Banda de Música Sinfónica Infantil, pasando por el teatro llevado a los presentes, gracias a la participación del Grupo de Teatro Los Boches, que presentará en escena una representación de los hechos históricos acontecidos allí durante el paso del General Bolívar con el Ejército Libertador. Finalmente la velada correrá por cuenta del Grupo de Danzas Sol y Luna, quien espera deleitar a los asistentes con lo mejor de sus prácticas artísticas.


Sochanos, gente hospitalaria


La imagen de los caballos desgastados y de los hombres agotados a causa del recorrido del tramo más exigente de todo el recorrido, el páramo de Pisba, nos trasladan a épocas pasadas.
En ese tiempo y hacia 1819, la capilla de Socha Viejo fue el principal refugio para las tropas que venían al mando del Libertador, según narra Israel Álvarez, párroco de Socha, quien destaca que en ese tiempo los nobles guerreros venían sedientos, hambrientos y sumamente cansados.


Según Antonio María Benítez, maestro de la comunidad del municipio, las tropas venían prácticamente desnudas. Este colectivo de hombres había comenzado su recorrido en los Llanos, por lo cual sus vestimentas eran acordes al clima caliente. Al momento de cruzar el Páramo, disponían de pocas prendas de vestir y provisiones contadas.

En 1819, Al descender a las tierras de Socha (Boyacá), el párroco de ese tiempo, Tomás Romero, celebró una misa cuyo objetivo principal fue, una colecta de ropa y víveres para los guerreros. Dentro de las personas que aportaron su cálida donación, cuentan los pobladores, la ofrenda más sentida fue la de una niña de 16 años,  Matilda Araray, quien estaba haciendo su primera comunión y llevaba puesto un vestido que había tejido con sus propias manos. Los relatos cuentan que se quitó el vestido y lo regaló a los miembros de las tropas con total sentimiento patrio.

Quizás por eso, además de mencionar éste municipio como la ‘Nodriza de la libertad’, se destaca que éste fue el sitio donde los síntomas de enfermedad por parte de los miembros de las tropas del Libertador tuvieron consuelo, pues además del hambre y la sed traían consigo enfermedades como hipotermia, edemas pulmonares y soroche.


Un sentido homenaje al Subintendente

Para el coronel José Acevedo, director de la Escuela Nacional de Carabineros, la Ruta Libertadora ha sido un momento en la historia que ha permitido unir el pasado con el presente. “La comunidad va viendo ese fervor de patria” destaco el castrense, para quien es muy grato llegar a cada municipio y ver la calidez y el júbilo con el cual los recibe la gente.
“Los momentos más difíciles en todo el tránsito de la ruta han sido hasta el momento el cruce del páramo, pues comenzamos a una altura de 1.200  y pasamos a 3.200 msnm; sometimos el cuerpo y los caballos a cambios de temperatura desde los 30 grados centígrados de Casanare a un promedio cercano a los 10 grados centígrados como se ha dado para nosotros al atravesar los terrenos departamento de Boyacá”, declaró con asombro el coronel Bautista, comandante de los guías del Casanare.


Igualmente estos testimonios vivos de héroes guerreros, como los que componen la Ruta, enternecen a los colombianos cuando cuentan otros ejemplos de sentimiento patrio presentes durante el camino. Como la anécdota de una campesina que los esperó en un paraje, para unírseles con un bebé de brazos y mientras con una mano sostenía a su hijo, con la otra tomaba la rienda con fuerza y se daba a la cabalgata junto con ellos, por las montañas que llenan de color y vida la geografía colombiana.


También fue emotivo el ofrecimiento que los miembros de la Ruta rindieron al Subintendente Jimmy Téllez Ortegón, quien murió en tierras del Casanare mientras cursaba el camino y a quien se elevo una oración a la altura de Matasoronda, cruce del páramo de Pisba a Peña Negra, lugar en donde se eligió un rincón para clavar allí una placa anecdótica y una imagen de la Virgen de la Candelaria, al tiempo que se le rendía un merecido homenaje a su alma, que probablemente ahora acompañe a otras tropas, las del Libertador, aquellas siguen evocando recuerdos y construyendo nuestras memorias.

Información elaborada por:
Claudia Patricia Rodríguez Zárate
Turismo Cultural Ministerio de Cultura
Enrique Patiño
Editor del Ministerio de Cultura
Tel. 2431299



Cerrar X
Compartir con un Amigo

Ministerio de Cultura

Calle 9 No. 8 31
Bogotá D.C., Colombia
Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Unidad de Correspondencia: Lunes a viernes 8:00 am a 3:00 pm
Casa Abadía Calle 8 No. 8 A-31 Bogotá D.C.
Radicación Virtual: [email protected]

Contacto

Correo electrónico: [email protected]

Teléfono: (601) 3424100
Fax: (601) 3816353 ext. 1183
Línea gratuita: 018000 938081